Cortés FM 105.7 | Cristal FM 88.9

Con más variedad musical

A DISPOSICIÓN DEL MP

En conferencia de prensa, las autoridades de Seguridad, informaron que el personal policial asignado en la Esperanza, Intibucá , fue concentrado en la Unidad Departamental de Policía, con el fin de asegurar la efectividad del proceso investigativo sobre la muerte de la estudiante de enfermería, Keyla Patricia Martínez, el pasado domingo, en una posta policial de la mencionada ciudad.

La Secretaría de Estado en despacho de Seguridad a través de la Policía Nacional de Honduras en aras de contribuir al esclarecimiento de los hechos y la debida administración de justicia en el caso de la joven Keyla Martínez; a la opinión en general comunica:

1. Para garantizar la efectividad del proceso investigativo con instrucciones del Director General se procedió al relevo inmediato del personal policial asignado a la Unidad Departamental de Policía #10 en La Esperanza, Intibucá.

2. El personal antes referido fue concentrado en la sede de la Dirección General de la Policía Nacional para asegurar su disponibilidad inmediata al momento en que el Ministerio Público u otra autoridad competente los requiriera.

3. En atención a oficio #FEDC-22-J2021– girado a la Dirección General de la Policía Nacional de parte del Fiscal Jefe de la Fiscalía Especial de Delitos contra la Vida, y el comunicado público emitido por el vocero del Ministerio Público; se procedió a la inmediata remisión de los funcionarios policiales para los fines o acciones que el ente fiscal estime pertinentes.

La Policía Nacional de Honduras en aras de transparentar sus procesos, reitera su compromiso de velar por el orden y la seguridad de la sociedad en general y reitera que no permitirá que acciones fuera de ley de sus funcionarios, dañen la imagen institucional y propicien la desconfianza de la población.

«Muerte por asfixia»

Keyla Patricia Martínez, de 26 años, fallecida el domingo en una estación de la Policía Nacional en la ciudad de La Esperanza, en el occidente de Honduras, murió por «asfixia mecánica», no por suicidio como han hecho querer creer fuentes policiales.

Así lo informó este martes el portavoz del Ministerio Público, Yuri Mora, quien dijo a los periodistas que el informe preliminar de la autopsia que se le hizo a Martínez en Medicina Forense, revela que lo que hubo fue «una asfixia mecánica».

«De acuerdo a medicina forense legal, es un homicidio», subrayó Mora, quien además señaló que faltan otros resultados anexos de la autopsia.

Agregó que fiscales que participan en la investigación giraron instrucciones para que los oficiales y agentes que estaban asignados a la Policía Nacional en La Esperanza, el día del hecho, sean puestos a la orden del Ministerio Público.

Un equipo de fiscales del Ministerio Público también está revisando contenidos de cámaras, libros de novedades y recaba otra información como parte de las investigaciones del caso, que ha causado mucha conmoción en Honduras.