Cortés FM 105.7 | Cristal FM 88.9

Con más variedad musical

CITAN A COSENZA

El Vice Ministro de Salud, Roberto Cosenza, fue citado este día por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP), para tomar declaraciones sobre la supuesta corrupción en la compra de más de 474 mil mascarillas para hacerle frente a la pandemia del coronavirus, y que fueron sobrevaloradas en unos 57.5 millones de lempiras.

Cosenza compareció en calidad de testigo ante la ATIC FETCCOP por una línea de investigación en contra de Marco BogránWaleska Zelaya y Juan José Lagos por supuesta corrupción en compra y venta de mascarillas sobrevaloradas.

La compra de las mascarillas se realizó por la estatal (Invest-), la cual era dirigida por Marco Bograán, y la Secretaría de Salud a una empresa denominada Distribuidora Comercial Hondureña, S.A. (Dicohonsa), a quien se le giró una orden de compra de 250 mil mascarillas N95, ofreciéndolas a 140 lempiras cada una, para un total de 35 millones de lempiras.

La segunda empresa favorecida fue Grupo GYT, S.A. de C. V., con quien se gestionó la compra de 474 mil mascarillas N95 a un valor de 107 lempiras cada una, para un total de compra de 50.8 millones de lempiras.

Según un informé del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), el Grupo GYT es dirigida por Juan José Lagos, esposo de la diputada Waleska Zelaya, y que la empresa ha sido beneficiado con la adjudicación de contratos para la compra de papel membretado utilizado en las partidas de nacimiento emitidas por el Registro Nacional de las Personas (RNP).

Y también hubo una tercera gestión de compra que se realizó a la empresa Access Telecom, que radica en MiamiFlorida, a la cual se le autorizó la entrega de 150 mil mascarillas N95 a un valor de 119 de lempiras, para un total de 17.9 millones de lempiras.

La misma empresa extranjera fue proveedora de un millón de mascarillas descartables a un precio unitario de 22 lempiras, 22 millones de lempiras en total , mientras que el fideicomiso de la Secretaría de Salud las consiguió a 10 lempiras.

El valor total de las cuatro compras fue de 126 millones de lempiras, y, comprado con los precios de adquisición por medio del fideicomiso de la Secretaría de Salud, el costo hubiese sido de 68.5 millones de lempiras, evitando perjudicar al Estado con más de 57.5 millones de lempiras, puntualiza el Consejo Nacional Anticorrupción.