Cortés FM 105.7 | Cristal FM 88.9

Con más variedad musical

Al menos 300 hondureños determinaron retornar por su propia voluntad al país este viernes (02.10.2020), después de las fuertes medidas declaradas por el Gobierno de Guatemala en contra de la caravana que viaja a Estados Unidos y el estado de prevención en seis de sus departamentos.

Los hondureños que volvieron hicieron fila para registrarse en la aduana de Corinto, entre Guatemala y Honduras, después de tres días de largo camino, explicó el medio mexicano La Jornada.

Por su parte, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, mencionó que “la nueva caravana migrante ‘se armó’ para involucrar a su país en la campaña electoral estadounidense”, y agregó que “no tengo todos los elementos, pero creo que hay indicios de que esto se armó con este propósito», según el medio local.

Hondureños.- Muchas historias se pueden narrar en la caravana que partió de Honduras el miércoles (30.09.2020), y que con las acciones que informó el presidente de Guatemala, AlejandroGiammattei, donde ordenó medidas de prevención en seis departamentos del país y el arresto obligatorio de los miembros de la caravana para ser retornados a Honduras, tiene un camino difícil para alcanzar su «sueño americano».

Los cientos de hondureños durante su camino en territorio guatemalteco.

Ya falleció un menor de edad que fue atropellado mientras intentaba subir a un carro pesado para evitar su camino a pie, pero no logró hacerlo, según medios nacionales. También pereció Ángel Martínez, es un joven de 19 años, luego de caer de la parte trasera de un automóvil

«Lo poco (de dinero) que me quedó me va a servir para regresar a San Pedro Sula porque el trayecto está muy duro, tengo tres días de estar caminando y en Guatemala los policías son unos sinvergüenzas», explicó al medio mexicano horas antes de perder la vida.

El hondureño aseguró que fue víctima de sobornos que les exigieron policías guatemaltecos y a sus amigos para permitirles seguir la ruta, pero se negaron porque tenían poco.

Martínez se graduó de bachiller en informática, pero trabajaba como ayudante de bodega en una ferretería en Honduras, y para mejorar su vida decidió incorporarse a la caravana y explicó que decidió regresar.