Cortés FM 105.7 | Cristal FM 88.9

Con más variedad musical

La Donbass Arena y el imperio que la guerra le arrebató al Shakhtar Donetsk

La guerra entre Ucrania y Rusia también dejó en las ruinas el proyecto de un equipo que amenazaba con competirle a las grandes potencias del futbol europeo.

Creado en 1936 y forjado en las copas locales de la Unión Soviética, el club Shakhtar Donetsk trabajó durante 70 años para ganarse el respeto no sólo de ese Estado Federal, sino también en Ucrania, donde luchó con pico y pala para tumbar el imperio del todopoderoso Dinamo de Kyev.

Con una historia que empezó de forma trágica en la entonces Liga Suprema de Ucrania, tras el asesinato de su expresidente Akhat Bragin, debido a conexiones con la mafia, el Shakthar tuvo que reinventarse a nivel deportivo para después levantar un imperio.

Rinaj Ajmetov, como presidente desde 1996 y Mircea Lucescu como DT desde 2004, formaron una dupla histórica para el club, que en un lapso de 10 años levantó 3 títulos de Liga, 4 copas de Ucrania y una Supercopa de Ucrania, después de que en sus primeros 59 años de vida apenas descansaran seis títulos de copas soviéticas.

Fue tal el crecimiento a nivel deportivo y económico del club que, en 2006, Ajmetov anunció la creación de la Donbass Arena, un estadio con capacidad para 52 mil 525 aficionados, calificado por la UEFA con cuatro estrellas y con un costo total de 400 millones de dólares. Por si fuera poco, el presidente del club también invirtió dinero en la infraestructura alrededor del inmueble, situación que benefició a la ciudad de Donetsk.

Sólo pasaron tres años para que el ya feroz Shakhtar tuviera su propio hogar. En ese 2009, el equipo comandado por Darijo Srna, Andriy Pyatov, Fernandinho y Luiz Adriano también sorprendió en la cancha al conquistar la Copa UEFA, luego de derrotar en la Final al Werder Bremen de Mesut Özil y Claudio Pizarro.

Ahora la vida le sonreía al Shakhtar, que en los siguientes cinco años se agenció otros cinco títulos de Liga, dos Copas de Ucrania y dos Supercopas de Ucrania para tener el control absoluto en el futbol de su país, además de ser un asiduo invitado a la UEFA Champions League.

La Donbass Arena floreció al ser sede en la Eurocopa de 2012. Allí se disputaron 5 partidos de la competición, incluida la Semifinal entre Portugal y España. Uno de los inmuebles más imponentes del torneo.

El proyecto del Shakhtar era tan sólido que ahora el plan se centraría en atacar con todos sus recursos para conquistar la Champions League.

En pleno crecimiento del Shakhtar comienzan a darse una serie de problemas políticos y sociales en Ucrania: el inicio del violento Euromaidán, una serie de manifestaciones y disturbios que cobraron la vida de más de 80 personas, ante la respuesta del gobierno, a finales de 2013 e inicios de 2014, y meses más tarde la invasión ordenada por el presidente ruso Vladimir Putin a las principales urbes de la región de Crimea, como respuesta al primer movimiento.

Finalmente, la guerra se traslada al este de Ucrania, en Donetsk, donde el Shakhtar había edificado todo su patrimonio. Desde su estadio y el Kirsha Training Centre, complejo que arropaba los entrenamientos del primer equipo, la categoría Sub19 y el FC Shakhtar-3 Donetsk, equipo de Segunda División.

Debido a la guerra, el Shakhtar desalojó su estadio y el Kirsha Training Centre en los primeros meses de 2014. Posteriormente el estadio fungió como centro de recolección y repartición de alimentos y otros productos para las personas afectadas por el conflicto bélico. Además, allí se celebraron varías marchas pacificas hasta que, en mayo de ese mismo año, el estadio cerró de forma definitiva.

En agosto de 2014, la Dombass Arena y el Kirsha Training Centre fueron dañados por un par de bombas que dejaron severos destrozos. El estadio nuevamente fue bombardeado un par de meses más tarde, donde se vieron afectadas las zonas este y oeste.

Desde hace 7 años, futbolistas, jugadores, directivos y del Shakhtar ya no duermen tranquilos, incluso algunos de ellos optaron por desertar con tal que no volver a Ucrania.

En julio de 2014, durante una concentración en Francia, Alex Teixeira, Fred, Douglas Costa, Dentinho, Facundo Ferreyra (actualmente en Xolos de Tijuana) e Ismaily dejaron al equipo para no regresar al país debido al conflicto.

Quienes se quedaron han divagado entre Kyev, donde se localiza el Svyatoshyno Training Center (actual campo de entrenamiento del Shakhtar Donetsk), la Arena Lviv (donde el equipo jugó como local hasta 2017) y actualmente en el Estadio Metalist, su actual casa ubicada en la ciudad de Kharkiv. Aunque también disputaron algunos partidos en el Estadio Olímpico de Kiev durante 2020

Desde 2014 a la fecha, el equipo ganó 4 ligas de Ucrania, cuatro copas de Ucrania y tres Supercopas de Ucrania. Mircea Lucescu dejó al club en mayo de 2016 y al cargo han estado Paulo Fonseca, Luís Castro y Roberto De Zerbi.

Actualmente, uno de los misterios que rodea al club es el del presidente Rinaj Ajmetov, quien cada vez aparece menos en los partidos del equipo u otros eventos públicos. Y es que el ascenso meteórico de Ajmetov en el Shakhtar fue impulsado en 1996 por el entonces presidente ucraniano Víktor Yanukóvich, quien está exiliado en Rusia, tras ser derrocado durante el Euromaidán.

Hoy, a más de 700 kilómetros de la Donbass Arena, el Shakhtar Donestk se ve en medio de un nuevo conflicto bélico, esta vez de mayores proporciones que aquel que le quitó su futuro en 2014, cuando el futbol le recompensaba tras 70 años trabajar con pico y pala. (GG) (Fox Sports)