Cortés FM 105.7 | Cristal FM 88.9

Con más variedad musical

OXIMETRO, SALVA VIDAS

Por qué los niveles de oxígeno en la sangre pueden descender a niveles peligrosamente bajos, sin que el paciente se dé cuenta, es uno de los misterios de la covid-19.

Se conoce como «hipoxia silenciosa». Su efecto hace que los pacientes lleguen al hospital en peor estado de lo que se pensaba. En algunos casos, demasiado tarde para recibir un tratamiento eficaz.

Pero una solución que puede ser un verdadero salvavidas es el oxímetro de pulso, un pequeño dispositivo que permite a los pacientes monitorear sus niveles de oxígeno en casa. Se están usando en pacientes de covid-19 de alto riesgo en Reino Unido a través de un esquema dirigido por un médico que cree que todos deberían considerar comprar uno en esta pandemia.

Niveles de oxigeno

Un nivel normal de oxígeno en la sangre se ubica entre 95% y 100%.

«Hemos estado recibiendo pacientes con covid con niveles de oxígeno en los 70 o 80», dijo el doctor Matt Inada-Kim, consultor de medicina aguda en los hospitales Hampshire del servicio de salud pública británico. «Fue algo realmente asombroso y aterrador, y realmente nos hizo repensar lo que estábamos haciendo».

Un oxímetro de pulso se pone en el dedo medio y emite una luz. Su función es medir cuánta luz se absorbe para calcular los niveles de oxígeno en la sangre.

En Inglaterra se proporcionan a personas con covid que tienen más de 65 años, así como a otros más jóvenes con algún problema de salud, o a cualquier persona que preocupe a los médicos.

Las personas miden y registran sus niveles de oxígeno tres veces al día. Si los niveles caen al 93%, entonces hay que comunicarse con el médico o ir al servicio de emergencias. Si bajan del 92%, debe trasladarse a urgencias o pedir una ambulancia.

Algunos estudios, que aún requieren una segunda revisión de otros científicos, han demostrado que incluso pequeñas caídas por debajo del 95% están relacionadas con un mayor riesgo de muerte.

«El objetivo de toda esta estrategia es tratar de anticiparse para evitar que las personas se enfermen mucho, admitiendo a los pacientes en un punto más recuperable de su enfermedad», dice Inada-Kim.

Un oxímetro de pulso
Los oxímetros de pulso también miden el ritmo cardiaco.

Los servicios públicos de salud de Inglaterra han suministrado alrededor de 300.000 oxímetros de pulso para el esquema de monitoreo domiciliario.

Inada-Kim dice que no hay pruebas definitivas de que el dispositivo salve vidas y podría tomar hasta abril para saberlo con certeza. Sin embargo, las primeras señales son todas positivas.

«Lo que creemos que podemos ver son las primeras semillas de una reducción en la duración de la estadía después de un ingreso hospitalario, una mejora en la supervivencia y una reducción en las presiones sobre los servicios de emergencia», dijo.