Cortés FM 105.7 | Cristal FM 88.9

Con más variedad musical

Venezuela: qué se sabe de la operación policial en Caracas que terminó en una “masacre”

El gobierno de Venezuela continúa con su política de mano dura contra la delincuencia.

El pasado fin de semana, un operativo policial, que incluía a miembros del polémico cuerpo policial FAES (Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana), dejó 23 muertos en un barrio de Caracas, según Provea, una ONG de defensa de los Derechos Humanos.

La cifra de Provea se basa en datos de la propia policía y de las familias, que ya empiezan a denunciar “ejecuciones”.

Hasta este martes, el gobierno venezolano no había dado su versión de lo sucedido.

“No hay comentarios por ahora”, dijo a BBC Mundo sobre los hechos en La Vega un portavoz del Ministerio Público.

El fiscal fiscal general, Tarek William Saab, no respondió la petición de comentarios de BBC Mundo.

Tampoco el Ministerio del Interior, Justicia y Paz respondió a la solicitud de BBC Mundo.

¿Qué se sabe?

Desde la noche del viernes y durante el fin de semana, en las redes sociales los vecinos publicaron videos de la llegada de miembros de las FAES, fuertemente armados, al barrio de La Vega, en el oeste de la capital venezolana, y de los posteriores enfrentamientos.

“El foco fundamentalmente fue en La Zulia, que es una calle bastante larga en contacto con Las Torres, que es una zona estratégica territorialmente porque quien la controla también controla la boca suroeste de Caracas, que es un corredor importante”, asegura a BBC Mundo Andrés, un vecino y líder social de la comunidad que prefiere usar un nombre ficticio por temor a represalias.

Marino Alvarado, coordinador de investigaciones de Provea, calificó lo sucedido de “masacre” y habló de 23 muertos.

“El enfrentamiento fue en la parte baja (de La Vega), pero aún en la parte alta, en la que vivo, se escucharon las detonaciones, se vivió mucha zozobra, estuvimos en mucha tensión durante los enfrentamientos”, dijo a BBC Mundo por teléfono Amaranta, una vecina de la zona que también prefiere no dar su nombre real.

“Aún continúa mucha presencia de las FAES incluso en la parte alta”, dijo la noche del lunes la mujer, que durante los enfrentamientos trató de no salir de casa, mantener a su familia alejada de las ventanas, no poner música y bajar el volumen de la televisión “para que no se dieran cuenta de que había gente”.

Marino Alvarado aseguró que los 23 muertos son el mayor saldo de víctimas desde que el Estado venezolano comenzó la llamada Operación de Liberación del Pueblo (OLP), una polémica política de mano dura contra la delincuencia en uno de los países más violentos del mundo.

La vecina de La Vega, una parroquia tradicionalmente más tranquila que otras del entorno, teme por sus hijos adolescentes, a menudo objetivo de estos operativos por considerarlos como sospechosos de pertenecer a las bandas.